• prensapolo

Conociendo a fondo al famoso Tweety Rivera

De temporada en Milán, Italia, donde hace base en La Mimosa Polo Club y luego un intenso calendario en el conocido Argentario, pudimos conocer un poco más en profundidad al cordobés Fernando Rivera (h), de 33 años.

Más conocido como 'Tweety', este personaje conocido y querido del circuito internacional dialogó con Prensa Polo y habló de su presente, el polo en Italia, su relación con Mauro Icardi, el origen de su apodo y sus próximos planes. Aprovechamos para dedicarle este artículo a su padre, Fernando Rivera, el mejor jefe de prensa que un polista podría tener.

¿Estás solo, con familia?

Estoy con mi hermano ahora, ya hace casi diez u once años que vengo a Italia y mi hermano empezó a venir de a poco, algunos meses, él es bastante más chico. Yo tengo 33 y él 21 y venía a jugar algunos torneos cuando todavía estaba en el colegio, ahora que terminó se viene toda la temporada conmigo. Viene un poco a trabajar y a jugar algunos torneos en donde puedo integrarlo junto a mí. Estamos solamente nosotros dos acá.

¿Cómo es normalmente una temporada tuya?

Siempre arranco acá en Italia, a mediados de mayo cuando ya están todos los caballos un poco en movimiento. Empezamos jugando torneos en Milán, en La Mimosa y después vamos a jugar los torneos de Roma que son tres copas, una atrás de la otra de diez goles. Terminado estos torneos volvemos a Milán y luego a Argentario que es de donde volvimos hace poco.

¿Cómo fue la temporada italiano? Estuve jugando para Great Oaks, otra organización, la diez goles y la ocho goles estuve jugando con mi patrón actual. Después de acá, terminamos la temporada jugando algunos torneos acá o en Roma, que hay torneos de ocho y seis goles. Antes quizás nos movíamos un poco más, pero este tiempo está complicado con el tema del Covid por eso hicimos un poco más relajada esta temporada, con más prácticas que torneos, de todas maneras estuvo muy lindo.

Mi patrón es Fabio Acampora, es un italiano que empezó a jugar hace unos 13 o 15 años al polo acá. Tiene un socio argentino que vive en Italia, ellos se fanatizaron con el polo, con Argentina y con las costumbres como el asado y demás. Siempre fueron socios de bares y restaurantes en Italia y terminaron abriendo un restaurante de comida argentina que se llama El Porteño, que es increíble, tiene una decoración de nuestro país con todas cosas traídas de allá y se puede comer casi todos los cortes del asado, empanadas, vinos traídos de Mendoza, tienen de todo. Esto lo comento un poco porque siempre la gente se fanatiza tanto por el polo que imagínate, ellos terminaron con un proyecto de abrir un restaurante argentino acá por la relación que tienen por el polo con Argentina. Les va muy bien, tienen 3 o 4 sucursales acá en Milán, tienen otro en Roma a la vez que están abriendo uno más ahí y se están expandiendo muy bien por todos lados porque les está yendo muy bien.

Una copa reciente en Argentario

¿Qué nos podés contar del polo italiano?

El polo en Italia a mí me encanta, hice temporada y jugué en la mayoría de los países de Europa, pero me gusta mucho Italia porque es un ambiente relajado y familiar en cualquier lado del país. El italiano de por si, desde patrones y toda la gente que te encontrás, son muy cálidos y abiertos, divertidos y se la pasa muy bien. Tienen costumbres tan parecidas a las argentinas que en lo personal es el lugar donde mejor me siento en toda Europa. En la comunidad del polo en Italia nos conocemos muchos entre profesionales y patrones de cruzarnos en distintos torneos a lo largo de la temporada y tenemos muy buena onda, los torneos salen muy divertidos. Eso sería lo bueno, por otra parte buscando el lado negativo, el nivel de polo ha decaído un poco en los últimos años, no sé bien cuales son los motivos, pero se ve que en torneos que antes había 12 o 14 equipos, ahora hay 8 o 6. Eso seria un poco lo malo de Italia últimamente, pero nosotros siempre buscamos hacer lo mejor para mejorar un poco el polo ya que somos unos apasionados en cualquier parte del mundo que estemos.


Recuerdo con la selección en la Copa de las Naciones 2013, con Facundo, Polito y Diegote

¿Qué es lo más extrañás de córdoba?

De Córdoba lo que más extraño es mi lugar, tenemos el campo de mi familia que es un campo chico, no es un lugar grande, pero vivimos ahí y lo organizamos como un club de polo desde hace unos casi diez años. Tenemos todo ahí, mis caballos, juegan mis hermanos, mi papá, mis primos, amigos muy cercanos que también tienen y cuidan caballos ahí, se juega al polo todo el año, en verano y primavera mucho más. Es un programa muy lindo estar jugando al polo en tu casa, con tus cosas, todas tus herramientas, haciendo caballos y pasándola bien armando torneos regionales con gente de Córdoba y gente que viene de otros lugares como Río Cuarto y Villa María. El club se llama Don Héctor Polo Club, en honor a mi abuelo que fue uno de los fundadores del polo de la zona de Villa María hace mucho, asique eso es lo que más extraño junto a mi familia. Esas son de las cosas más importantes que extraño, por otro lado están algunos cortes de asado como el vacío que no se pueden encontrar en muchos otros lados del mundo y las facturas, en especial las medialunas.


¿Cómo lo conocés a Mauro Icardi?

A Mauro lo conocí mediante el socio de mi patrón que es argentino, ellos al tener ese restaurante, El Porteño, que es un lugar muy bueno que van jugadores de fútbol y gente famosa, un día fue Mauro, que es un fanático del campo y de los caballos, se hizo muy amigo del socio de mi patrón, que se llama Sebastián Bernardez. Él lo invitó a ver prácticas o cuando jugamos y siempre cuando vivía acá y jugaba en el Inter iba al club a ver los caballos, llevaba la familia a ver las prácticas, a comer algún que otro asado y por toda esa tradición argentina que nos une hicimos una buena relación.

¿Planes para el resto del año?

Ahora nos queda casi un mes de temporada con algunos torneos en Milán, quizás alguno en Roma pero todavía no está asegurado. Después volver a Argentina, jugar al polo un poco en el campo, voy a estar en Buenos Aires también para hacer algunas cosas y después arranco para la temporada tailandesa que dura hasta el año que viene, hasta abril.




¿Cómo salió el apodo de Tweety? El apodo Tweety es un poco gracioso, cuando era bebé y gateaba justo me regalaron una remera con un Tweety, el dibujo animado del canario amarillo, en el pecho. Yo era chiquito, cabezón y me encontraron similitud con la remera y me empezaron a decir así en mi familia. Me quedó así, en el único lugar donde me dijeron Fernando fue en la escuela porque ese apodo nunca llegó a ahí, pero en el polo todo el mundo que fue a mi casa y que me empezaron a conocer me conoció como Tweety. En el polo todo el mundo me conoce así, hay quienes no saben mi nombre, que preguntan quien es este jugador cuando ven mi nombre escrito y dicen que no lo conocen hasta que le aclaran cual es mi apodo y ahí sí caen quien soy. Pasa en muchos lados y es gracioso.



Por Francisco del Valle Fotos cedidas por el jugador

WhatsApp Image 2021-07-19 at 09.27.19.jpeg
thumbnail_Banner280x70.jpg
Mungo.jpg
Villa Maria 980x200.jpg
chemseepolo.jpg
tagmersheim.jpg
LuxemburgPoloClub-676x165.jpg