• prensapolo

Polistas que trabajan de... Hernán Del Sel, médico y eminencia en traumatología

Como siempre decimos, en eso de unir profesión y pasión, el polo es un deporte hecho a la medida. En Polistas que trabajan de… llegamos a Hernán Del Sel, médico traumatólogo y cirujano que llegó a tener 3 goles de hándicap y hoy a sus 72 sigue firme jugando al polo. Este doctor recibido en la UBA hace 50 años es, a consideración de propios y extraños, una eminencia en lo suyo y dirige uno de los servicios más importantes en la capital argentina. Y claro que varios polistas han pasado por sus manos. Jugaba en Hurlingham y desde hace unos años lo hemos visto en decenas de torneos en La Enriqueta y en la Zona Sur, donde tiene su campo Los Huesos, y jugando buen polo también en copas de mayores. Además, es padre de polistas (Felipe y Joaquín) y lleva toda una vida ligada al deporte, desde la cancha y el quirófano.


Profesión y cargo actual Soy médico traumatólogo especialista en cirugía de cadera y rodilla, jefe de Ortopedia y Traumatología en el Hospital Británico de Buenos Aires.


¿Cuándo, cómo y dónde llega el polo a su vida?

Siempre me gustaron los deportes y los caballos, empecé a taquear a los 30 años y fui progresando, llegué a 3 goles de handicap que los mantuve como 20 años.


¿En qué posición jugás?

Siempre me gustó de 3 o de 4 pero he jugado en todas las posiciones. Ahora de grande sigo jugando atrás si juego con gente nueva, pero si juego en polo de hasta 10 goles prefiero de 1, porque los de atrás ya le pegan más fuerte.





¿Qué tiempo en la semana le dedica al trabajo y cuánto al polo? Atiendo y opero todas las semanas y trato de jugar práctica una o dos veces entre semana de acuerdo a mi tiempo y obvio, los sábados y domingos.

Tiempo en familia

¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión?

Mi profesión requiere mucha dedicación y vocación, mi especialidad es muy satisfactoria porque es reconstructiva y las prótesis de cadera y rodilla mejoran inmensamente la calidad de vida del paciente. Yo mismo tengo dos prótesis de rodillas y puedo jugar polo, tenis, entrenar en bicicleta y esquiar.

¿Y del polo?

El polo te da muchísimas cosas. Amigos de todo tipo, te mantiene en buen estado físico, te permite estar en contacto con el extraordinario animal que es el caballo y con la naturaleza en todas las estaciones. Me sigue divirtiendo mucho hacer caballos nuevos y lo grato que es después jugar en ellos.


¿Podrías vivir sin uno de ellos?

La cirugía es mi profesión y pasión y no se me ocurre una profesión mejor para mi manera de ser. He tenido la suerte de presidir sociedades científicas, viajar por el mundo y recibir premios a la trayectoria. Para el polo es fundamental estar organizado e intentaré seguir jugando lo más que pueda.



Profesión y vida fuera del polo



¿Cuál fue el mejor socio dentro de una cancha de polo?

Inicialmente mis muchos amigos, hoy en día mis hijos.


¿Te tocó operar a algún polista? He operado a muchos polistas y por suerte… han vuelto a jugar! Reservo los nombres por razones de ética pero algunos 10 de hándicap se han arriesgado a que los opere!


¿Cuántas veces te has tenido que bajar del caballo para atender algún golpeado? Muchas, muchísimas, todo el tiempo. Por lo general golpes o fracturas sin mayor complicación, pero no menos de 20 veces, cuando se golpean la cabeza o los aprieta el caballo; he tenido que hacer resucitación cardio pulmonar con respiración boca a boca y masaje cardíaco hasta que llegó la ambulancia. Situación de emergencia de gran responsabilidad, porque si pasan más de tres minutos sin respiración adecuada se puede producir algún daño cerebral irreversible.





Aprovechando el tema, ¿cómo ves el polo actual comparado con el de hace 20 años en cuanto a los cuidados que tiene el polista para evitar lesiones? y cuál es la lesión más común que surge en el polo amateur, a tu enteder y por qué? Han cambiado mucho los cuidados. Por empezar porque se juega más ligero y se usan cascos homologados, rodilleras y coderas, entre otras cosas. Antes los cascos los usaban por 20 años y era normal. Es fundamental un buen casco y los anteojos, estos deberían ser obligatorio en todos lados. Hay más protección. El problema con las lesiones en el polo amateur, pero pasa lo mismo en los profesionales que están más entrenados y saben caer mejor, es que en los amateurs juegan de todo un poco y se lastiman. Yo lo que más veo de lesiones en el amateur, aparte de los golpes como bochazos, son las lesiones de hombro, como luxaciones o fracturas en el codo o muñeca, todo lo que es miembro superior. Algunos se protegen con coderas, pero los tacazos lastiman y los bochazos también son duros. Más que nada las lesiones duras son en las caídas. Y paradojicamente no en las que se va ligero, por empezar ahí no es común que el caballo te apriete. Las más bravas son las despacio, en las que el caballo te cae encima o te golpea, sin querer. Las lesiones comunes, para resumir, que veo cada semana son luxaciones y fracturas en la mano y en los codos, hombro y clavícula. Hoy vi una fractura de tobillo, que es raro porque la bota protege, y no sé cuánto hacía que no veía una, son pocos casos.


¿Quién es el polista que más consultas médicas te hace? Todo mis amigos! Aún entrechuckers…


¿Cómo sigue su año deportivo? A full, jugando prácticas, copas de bajo hándicap y nuestro mayor evento anual que es la Copa Jorge MacDonough para mayores de 70. Es extremadamente divertida, sanamente competitiva, con amigos de toda la vida, algunos exalto hándicap de los cuales se sigue aprendiendo y además…. unos after polo inolvidables.


Por Darío Welschen Fotos: Prensa Polo / Gustavo Duprat y cedidas por el jugador

banner italia.jpg
320x80.jpg
Banner 320x80_ RAM_V2.png
IRIDIKE BANNER 320.jpg
IMG_1823 (1).jpg
Cancheros.jpg