• prensapolo

Mapa del polo en Argentina: Córdoba, corazón del polo del interior

Segundo capítulo de El Mapa del Polo en Argentina. Córdoba es, a lo largo y a lo ancho, el corazón del polo del interior. También se dice que lo es de nuestro país, por hallarse en la región central.


Si bien ya comentamos que no se trata de una competencia, la provincia mediterránea es la segunda en cantidad de canchas y lugares dedicadas al polo, por detrás de Buenos Aires y por delante de La Pampa. Se sorprenderá con la cantidad de polo que hay... Córdoba tiene 76 canchas de polo, en 29 puntos de la provincia.

Por Darío Welschen. El polo cordobés es historia pura. Una provincia con costumbres tan propias, como el fuerte arraigo con los caballos. Desde el sur de la provincia, territorios de “La Pampa húmeda”, hacia el norte de la capital, pasando unos kilómetros de Jesús María, donde se realiza el Festival de Doma y Folklore que a los polistas tanto les gusta, hasta llegar a Villa del Totoral.


Desde la cancha más al sur, en Serrano, un lugar de 4 mil habitantes y solo dos polistas, Gerardo y un médico, hasta los dos campos con canchas en Villa del Totoral: Los Algarrobos Polo y La Faustina (a 87km de la capital). Y empezamos a bajar. Por ahí cerca está Ascochinga, en las Sierras Chicas. Un lugar con muy pocos habitantes que se caracteriza por lo siguiente: sus ríos, sus caminos de montaña utilizados por el Rally Mundial, las estancias jesuíticas, el turismo internacional atraído por la caza de palomas y el polo. En sus cuatro lugares, Pompeya Polo, Pueblo Estancia La Paz, La Carolina y El Colibrí se concentran nueve canchas y el primero de ellos organiza el torneo más convocante del interior: la Megafiesta hípica de Córdoba, con más de 15 ediciones.


En Ascochinga, el polo comenzó en los año 20, ya hace 100 años, y es uno de los lugares más reconocidos por ese deporte en Córdoba. Pero el polo en la provincia ya tenía más de 30 años cuando arrancó en Asocochinga, pues en 1892 ya hay registros de un club, Santa Eufemia Polo Club, en El Montecito, y en 1897 del Bell Ville Polo Club.