• javigenoni

Bauti Riglos y sus días en Hot Conejos Polo Team


Desde Prensa Polo tuvimos la posibilidad de charlar con Bautista Riglos, un chico de 19 años que intercambia sus días entre Argentina y Europa, más precisamente en Bélgica donde junto a su padre son parte de Hot Conejos Polo Team. El joven que defiende la camiseta de la organización belga nos contó todo sobre su trabajo y como es vivir la temporada en el viejo continente.


Bautista nació en Buenos Aires y sus días en Argentina los pasa entre Pilar y Necochea, ciudad donde su familia tiene campo y en donde disfruta del verano argentino. "En el verano me voy para Necochea, tenemos campo ahí y le metemos polo todos esos meses, es un programón y está buenísimo" aseguró.


A la hora de contar como fue su llegada a Bélgica no dudó en destacar que fue gracias a su padre. Bauti es hijo de Marcos Riglos quien desde hace muchos años es parte de Hot Conejos Polo Team, un club que queda en Brasschaat una localidad de Amberes en dicho país. "Llego al club por mi viejo, a él en el año 1996 lo invitaron a jugar un mes a Holanda un torneo, por suerte le fue bien e hizo buena relación con gente de ahí y al año siguiente lo llamaron para que venga a jugar a Bélgica para este club, Hot Conejos. De ahí en adelante siguió viniendo y pegó muy buena relación con quien ahora es el patrón, Gery De Cloedt. Están hace más de veinte años juntos con mi papá, es una relación de amistad grande. Gery tiene dos hijos, Lucien y León De Cloedt que tienen 19 y 21 años y también son amigos míos de toda la vida, asique tengo la suerte de poder jugar con ellos y tener una gran amistad" comentó el joven dejando en claro que el vinculo es también más allá de lo laboral.

Bauti junto a Lucien y León De Cloedt

Hot Conejos Polo Team es una organización muy grande que juega casi todos los fin de semanas en diferentes lugares, tanto de Bélgica como del resto de Europa, lo cual es un arduo trabajo para programar y organizar la ida a algún lugar y la vuelta. Sobre esto y como se manejan dijo: "Salimos a jugar todos los fin de semanas torneos a diferentes lugares de Europa, a veces nos quedamos dos semanas, un mes o solo por cuatro o cinco días. Generalmente vamos a Holanda y Alemania, pero también hemos ido a Suiza, Italia, Francia, España y la verdad que como programa está increíble porque vas conociendo muchos lugares" y agregó: "Acá la facilidad de transportarse es grande y la logística del club es muy buena, estamos muy bien equipados, tenemos dos camiones y dos trailers, seis petiseros con lo cual nos organizamos bien. Siempre es una movida grande, llevar 25 caballos todos los fin de semanas a algún lugar es complejo, pero por suerte todos los torneos tienen bastante aceitado el tema de darte corrales o tener boxes a disposición asique nos adaptamos bastante bien y ellos también a nuestras necesidades. Después, el post viaje siempre es difícil porque los caballos terminan de jugar cansados. Generalmente, o volvemos el día siguiente o esperamos si estamos cerca unas horas que los caballos caminen, tomen agua, se acomoden y volvemos. Al llegar los largamos en los piquetes, por suerte tenemos un lugar grande con un galpón de 35 boxes y muchos piquetes afuera para poder largarlos con agua y bastante pasto. Ni bien llegamos les damos un baño y los largamos al campo para que se recuperen bien del torneo y el viaje. En estos torneos si son distancias cortas vamos y nos quedamos ahí, cuatro o cinco días, nosotros y los petiseros en hoteles, y si es en algún lugar como Italia que estamos un mes o una cosa así, ahí sí, ya el mismo torneo te da un lugar para quedarte con toda la organización, caballos, camiones y etc, para estar todos juntos y que pueda vivir toda la gente que trabaja con nosotros. Como experiencia en lo personal y como programa es increíble".


Bautista y Marcos trabajan juntos, un hecho que muchas veces para algunos puede ser algo complicado. Compartir obligaciones además de la vida diaria de padre e hijo para ciertas personas es algo tedioso, aunque este no es el caso. "Como toda la vida estuvimos juntos no me molesta, tenemos una buena relación. No somos personas de hablar mucho, sino que hablamos lo justo y necesario, pero las cosas fluyen bien asique pareciera que todo va bien, es bastante fácil" afirmó y agregó: "A mi me gusta manejarme bastante solo, por lo menos con mis caballos, y él por su lado también. De todas maneras, hacemos muchas cosas juntos. Por ejemplo, lo que es la organización de acá del club, de los torneos, buscar gente, buscar a algún jugador profesional que se sume para algún torneo o mismo buscar hospedaje para los torneo que vamos. La verdad que nos combinamos bien".

En cuanto a la temporada europea y dejar Argentina expresó: "La temporada acá siempre es larga, de mayo hasta septiembre/octubre. Toda mi vida viajé poco tiempo por el tema del colegio, siempre fue prioridad terminar bien la educación, asique venia dos meses intentando enganchar vacaciones de invierno en el medio y cosas así. Ya desde hace un año que terminé los estudios y estoy viniendo de mayo a septiembre para competir y me encanta porque el invierno y el frio no es lo que más me guste y acá es verano, pero no es fácil irte de Argentina. Dejar a toda la gente conocida y que está en el día a día y venir acá no es fácil. Soy bastante familiero y amiguero, tengo muchos amigos con los cuales me divierto y me gusta pasar tiempo con ellos y al venir para Bélgica te aísla de lo que es todo eso en Argentina, eso es un poco de la parte más complicada de esto. Te perdes muchos momentos, por ejemplo, hace algunos años mi papá estaba acá, yo en Argentina con mi familia y nació mi hermanita por lo cual no pudo estar, pero son elecciones que uno toma y siempre se sabe que a la vuelta van a estar todos. Mas allá de eso nos gusta mucho venir".

Ya para finalizar hablamos de la parte más divertida y la que uno siempre se acuerda: las anécdotas. En este caso, Bauti no tuvo piedad en mandar al frente a su papá en una linda historia en la cual contó: "Hace un par de años, yo era chico fue en 2011, Hot Conejos ganó la 12 goles de acá, un torneo bastante competitivo que venían equipos de toda Europa, se jugaba durante todo un mes en un lugar que había muchas canchas bastante buenas asique se jugaba buen polo todo un mes, lo cual era tremendo. Cuestión, que nuestro equipo gana el torneo, fue un sábado, los jugadores se quedan a la entrega de premios y los petiseros se volvían al club a dejar los caballos y acomodar todo. Pasa la entrega de premios y el patrón nuestro invita a todos a un bar conocido de acá en el medio de la ciudad. Vamos, empiezan a festejar todos muy divertidos con algunas copas de más y mi papá se olvidó que tenia que llevar el auto para ir a buscar a los petiseros para que vayan a festejar también, todos juntos. Habían ganado, era sábado a la noche y no iban a querer quedarse en sus camas los petiseros. Entonces tipo 22hs venían que no llegaba nadie a buscarlos y agarraron el camión así como estaba y se fueron al bar. No te explico la cara de mi papá cuando los vio llegar en el camión en el medio de la ciudad con la música fuerte. Fue tremendo, te pones a pensar y es una locura en el medio de Europa un camión así pero fue muy divertido".


*Imágenes cedidas por Bautista Riglos




WhatsApp Image 2021-07-19 at 09.27.19.jpeg
WhatsApp Image 2020-06-20 at 09.25.12 (2
tagmersheim.jpg
LuxemburgPoloClub-676x165.jpg
banner-320x120-APA.jpg
chemseepolo.jpg