• prensapolo

La devaluación del número 4


El disparador de esta nota surge en las redes sociales. Una publicación en el perfil de Instagram de Héctor Guerrero sobre la posición del back nos dio el pie para consultarle a él mismo, un estudioso del polo, sobre esta problemática actual: la falta de backs. El posteo decía: “El 4 un número que los jóvenes polistas no quieren jugar!!! La único que logran en otras posiciones es alargar su crecimiento y confundir sus cabezas…” Acudimos entonces acudimos al experimentado jugador argentino, que se destaca de su palmarés el haber sido integrante del mítico Indios Chapaleufú; ser capitán y campeón del mundo con el seleccionado argentino en Australia 2017 y oficiar como actual coach de Ellerstina, para acercarle las siguientes consultas.

1. Cuál es tu opinión actual acerca de que los chicos prefieren no jugar de back, o que la posición está “devaluada”. Hay una tendencia que muchos chicos prefieren jugar adelante, pensando en atacar, pero creo que hay una gran cantidad de ellos, ya sea por su equitación o su fisonomía, que naturalmente podrían ser muy buenos backs y están demorando un poco su crecimiento polístico pensado en jugar en otras posiciones, más hacia adelante. Creo que si arrancasen pensando en su tamaño, por ejemplo, podrían trabajar más la posición del back, que hay que aprenderla y lleva su tiempo.

2. En base a tu experiencia como jugador y hoy coach, ¿qué es para vos el back en el polo? Para mi ser un buen back es ser alguien que conoce ese oficio, lo que es sacar bien, cerrar bien, pegar buenos backhanders, cosa que nos es fácil, y tener caballos apropiados y cómodos para esa posición. Sobre todo, ser un jugador que no se apure y se tome su tiempo para las jugadas. Tiene un timing distinto a las otras tres posiciones pues tiene que jugar con la cabeza mirando el juego y es un poco el estratega que define para donde sale y así también el ritmo de la jugada. Eso en ataque. En defensa, en tanto, tiene que ser fuerte para cerrar y no hacer foul y pegar los backs con ángulo. Además, poseer conocimiento en cuanto a la elección de caballos, que sean con potencia y cómodos. Las cuatro posiciones son totalmente distintas. Todas hay que aprenderlas porque son situaciones diferentes.

3. Te tocó jugar con Marcos Heguy; ¿fue él quizás el último romántico?, por así decirlo, en pasar a esa posición… Marcos Heguy fue un back que es un buen ejemplo para todos los chicos de hoy que no definieron su posición, como para imitarlo. El ganó el Abierto como 1 y luego tuvo que adaptarse muy bien a la posición de 4 cuando llegó Bautista. Como back pasaba muy bien al ataque, era rápido y muy vivo, tenía además buenos backhanders. Es el ejemplo para los que juegan hoy de 1 y pueden pasar a ser back. No es lo mismo que Nero, que toda su vida fue 4 y su posición natural es esa.