• prensapolo

Diez preguntas a Chule Von Wernich!


Inauguramos una nueva sección, con 10 preguntas a… personajes ligados al polo. Arrancamos con Chule, tremenda cantante de familia polera, que la rompe en las redes sociales. Interpreta distintos géneros, en inglés y en español, con millones de reproducciones en Youtube y sus temas son furor en Instagram (@chulevonwernich).

1. ¿Cómo te presentarías?

Mi nombre es Sofía, me dicen Chule. La gente me conoce más así y yo también respondo más a ese apodo. Tengo 20 años, soy de Pehuajó, provincia de Buenos Aires, pero vivo en Capital Federal desde hace dos años. Me dedico a la música, soy cantante y me encuentro metiéndole 100% a mis proyectos musicales.

2. ¿Vínculo con el polo?

Nunca jugué al polo enserio, si no que mi papá (Gastón) jugó toda la vida así que nací y me crie en ese ambiente de caballos, campo y viajes. Arranqué más ayudando en el rubro, tipo petisera como changas, saliendo a varear, montando, teniendo esperas y ensillando. A los 15 años me empezó a divertir taquear así que le empecé a meter un poco más, a veces en el campo agarro alguna práctica o con amigas, o en Magdala (club cerca de Pehuajó) juego alguna que otra práctica.

3. ¿De ahí nace la pasión por los caballos?

Si, por el lado de papá son 4 hermanos que todos jugaban y por el lado de mamá (Mariana), que es uruguaya, también son todos fanáticos. Mucho campo, salir a andar a caballo así que siempre admiré al caballo como animal. Más de grande me fui metiendo en otros ámbitos como la equinoterapia y también me encantó.

4. ¿Tu caballo favorito?

Siempre fui cambiando (risas)… En el campo de mis abuelos en Uruguay tenía un gateadito que era medio petiso. Siempre salía a andar con él y siempre me tiraba pero igual lo quería, teníamos una conexión. En el campo de acá, en Guanaco (pegado Nueva Escocia), tengo una tordilla criolla, que me regalaron a los 11, y con la que todos mis hermanos aprendieron a andar con ella. Es lo más! En las temporadas de polo cuando viajábamos a California, papá tenía un zaino que se llamaba “El Tinto”, que me lo adueñé diciendo que era mío.

5 ¿Qué lugares conociste gracias al polo?

Lo que más conocí fue California, aunque de chica viajábamos a otros lugares. Desde que tengo memoria siempre fue ir a San Diego y a Indio (al lado de Palm Desert), eso me ayudó mucho también con el idioma inglés; tenía amigos de allá, así que como que era mi idioma.

6. ¿Qué conexión encontrás entre campo, los caballos, el polo y el canto?

Personalmente son todas cosas que me gustan, creo que esa es la conexión jaja.

7. ¿Qué te produce volver a Pehuajó?

Lo que más me gusta es volver a mi casa, ser la Chule que fui toda la vida para mi familia y mis amigos… Estar tranquila, ir a los lugares que fui siempre, bajar el ritmo, otro aire, ir al campo y volver a conectarse con uno mismo, como fuiste toda la vida y relajar y poner los pies en la tierra. Lo que más extraño es a mi familia, somos 5 hermanos por lo que en la casa siempre había ruido, y pasé a vivir sola en un departamento, en una ciudad con otro estilo de vida y otros ritmos. También me paso que desde muy chica me surgió empezar a trabajar y a estar 100% dedicada a eso y por suerte estoy cruzada con amigos y familia.

8. ¿Equipo de polo favorito?

Ni idea (carcajada)

9. ¿Una amiga que elegís para jugar y por qué?

¡Marti Gadea! Es la única amiga que le gusta jugar, es una fanática del polo. Cada tanto me invita a taquear con ella o a ver torneos. La elijo porque ella como que le mete más al polo, juega torneos, está muy metida, estudia veterinaria, pero también le gusta tocar la guitarra y cantar, entonces nos conectamos en ambas. A las dos nos gustan las dos cosas, pero una es más profesional en una, pero a la vez lo podemos compartir.

10. ¿Una deuda pendiente con el polo?

Me encanta, me re divierte, pero no es una prioridad. Cuando puedo jugar lo hago feliz, pero con mis proyectos tengo poco tiempo. Pero bueno, cuando puedo le meto!

WhatsApp Image 2020-06-20 at 09.25.12 (2
banner 280x70.png
companypolo260.jpg
Bramham Polo 260 2.jpg

© 2020 Prensa Polo / Todo el polo en un solo lugar