• Alejandra Ocampos

Repaso olímpico y el sueño que vuelve a ser una realidad


Una de las noticias más importantes del polo en Argentina fue sin dudas la vuelta del deporte a una competencia olímpica. No oficialmente, pero como deporte de exhibición; como sea, el logro es más que relevante. Luego de un arduo trabajo en conjunto de la Asociación Argentina de Polo (AAP) y el Comité Olímpico Argentino (COA), el Comité Olímpico Internacional (COI) decidió invitar al polo como deporte de exhibición en los próximos Juegos Olímpicos de la Juventud, los cuales se celebrarán en Buenos Aires en octubre de 2018.

La confirmación de la gran noticia llegó después del Día Olímpico, una jornada que sirvió a modo de presentación de los Juegos y que se realizó el pasado 1 de julio, en Buenos Aires. La AAP recibió una invitación para participar del evento, y allí estuvieron, con stand propio, visitas de gran prestigio (entre otros, el Vicepresidente de la AAP, Delfin Uranga; el legendario Alberto Pedro Heguy, integrante del no menos legendario Coronel Suarez y máximo ganador del Argentino Abierto, y Marcos Uranga, fundador de la Federación Internacional de Polo y ex Presidente de la AAP) y exhibiciones de polo, además de algunos asistentes que se animaron a subirse a los caballos y taquear.

El polo no es ajeno a los Juegos Olímpicos, ya que ha participado en reiteradas ocasiones desde que el Barón Pierre de Coubertain instaló los Juegos Olímpicos de la Era Moderna, allá por 1896 y cuya primera sede no fue otra que Atenas, en Grecia, cuna de los Juegos.

El polo apareció por primera vez como deporte olímpico en 1900, en París. Posteriormente hubo polo olímpico en 1908 (Londres), 1920 (Amberes), 1924 (Parìs) y 1936 (Berlìn). Y las que nos interesan son estas dos últimas, que tuvieron la participación de la Argentina. Fue el polo el deporte que trajo al país la primera medalla dorada olímpica de la historia, en 1924, en los Juegos Olímpicos de París.

Un poco de historia nos remonta a 1922, cuando Argentina realiza exitosa gira internacional que los lleva a ganar los Abiertos de Inglaterra y Estados Unidos; las dos potencias del deporte, es deci