• prensapolo

La Dolfina volvió a ser La Dolfina de Palermo



Pasó uno de los partidos más esperados de Palermo. Y otra vez La Dolfina logró imponerse en la 1 ante Ellerstina, que quedó técnicamente con pie afuera de la final. Así es este torneo, tan cambiante como despiadado. Un partido te deja fuera de todo o te devuelve la gloria, sin importar lo bien o mal que venías jugando. (Ph Christian Grosso)


Y por la séptima fecha, anticipado de lo que pudo ser una semifinal hipotética, tuvimos un encuentro raro, no tan emocionante como suele ser, pero si vivido como el clásico que representa. El clásico moderno que sumó un nuevo capítulo de esta novela que domina el conjunto de Cañuelas.


El partido fue parejo los dos primeros chukkers. Se alternaron el marcador. No acertó los pases Ellerstina, dividió las jugadas y en las faltas salió ganando La Dolfina, que cerca de la cerrar la primera mitad ya iba ganando por 8-4. Luego, en la segunda parte, se le despegó en el marcador. El ganador utilizó bien la rotación y todos en sus filas tuvieron un gran partido. Inclusive Ale Muzzio (jugó por Cavanagh) redondeó una tarde impecable. Cambiaso, con 11 tantos, fue el goleador. Llegaron a estar 15-5 y sobre el cierre del partido Ellerstina empezó la remontada (en el octavo metió un parcial de 5-0, todos de Facundo, goleador de Palermo con 29). Buen partido de Capella, el mejor del perdedor a nuestro gusto, por despliegue, choque y actitud en la adversidad. Final del partido, 16 a 14. La alegría, otra vez, fue para La Dolfina.


ENTREVISTA A DIEGOTE CAVANAGH, QUE VIVIÓ EL PARTIDO DESDE EL PALENQUE