• prensapolo

¿Qué pasa con las canchas de polo en cuarentena? Alejandro Battro responde


Con el mundo en cuarentena y sin actividad deportiva en ambos hemisferios nos preguntamos ¿qué sucede con las canchas de polo? Si no se juegan, ¿se arruinan? ¿Costará recuperarlas tras tanta inactividad? Todas esas preguntas las responderá a continuación Alejandro Battro (h), del reconocido estudio Battro Polo Fields. Vía telefónica contactamos a este ingeniero agrónomo de 41 años, que está a cargo de las áreas de Investigación, Marketing y Asesoramiento Técnico de la empresa que fundó su padre y que desde sus inicios asesoró y/o continúa haciéndolo a más de 330 clubes y 760 canchas de polo en 37 países. 


¿Alejandro, dónde te encontrás?

Ahora estoy en Buenos Aires, en donde también se encuentra todo el equipo.

¿Cómo había sido tu temporada hasta aquí?

Durante los meses de verano argentino algunos del equipo estuvimos en Europa, Estados Unidos, Azerbaiyán, Colombia y Chile, pero ya en febrero estábamos todos acá y al poco tiempo empezaron las restricciones y luego la cuarentena.

¿Reciben muchos llamados acerca del cuidado en cuarentena?

Si, muchísimos. Sobre todo de Europa y norte de los Estados Unidos donde están por empezar las temporadas. En Palm Beach y otros países ya está terminada, pero el contacto sigue siendo diario y ahora estamos empezando con los trabajos de preparación para la próxima temporada.

¿Qué analizan en este momento en cuanto al cuidado de las canchas?

Lo que buscamos es tratar que se respete el mantenimiento básico y que las canchas no se abandonen. El pasto, como cualquier organismo vivo necesita de un mantenimiento mínimo para no verse afectado. Los ciclos de la vida no se detienen ante las situaciones inesperadas como la actual y tenemos que estar atentos a las malezas, insectos y enfermedades de la época. Cada estación del año tiene sus particularidades y en este momento hay que atender estas necesidades.  

Es importante tener en cuenta que mantener es más simple y económico que recuperar algo que no se mantuvo. Afortunadamente, la mayoría de los clientes lo entendió así.

¿Pueden brindar servicios ahora? ¿Has podido caminar alguna cancha y ver en qué estado están?

Si. Tenemos permisos especiales y estamos trabajando normalmente, haciendo las recorridas a casi todos los clientes. Por supuesto que mantenemos las distancias con los encargados, tratamos de no recorrer juntos y tomamos precauciones personales. Hay algunos clientes que cerraron sus puertas y no permiten el ingreso a ningún personal externo. En estos casos, también hacemos el seguimiento usando videollamadas, fotos y llamadas telefónicas.

En general las canchas acá están bien. Aquellas canchas que ya tienen buen nivel y se les está haciendo el mantenimiento básico, son las que mejor vemos. Pero aquellas canchas se les dejo de hacer este mantenimiento, se vinieron muy abajo y va costar un poco más la recuperación. Es por eso que insistimos en seguir haciendo trabajos, aunque sean los mínimos.


¿Qué pasa con las canchas cuando no se juega? Si bien se cortan y se riegan, ¿afecta al polo?

Siempre decimos que una buena cancha se hace jugándola y eso es clave sobre todo para ir haciendo el “piso” de la cancha. El juego te permite conocerla, trabajarla, invertirle plata y siempre buscar mejorarla. Hoy en día, no tenemos canchas que se estarían debutando en este momento, por lo tanto, ya son todas canchas bien usadas y conocidas. Por este motivo, en este caso, si no se usan no pasa nada.

Es más, hoy la mayoría de las canchas están preparadas para recibir la temporada.

Se habían hecho muchos trabajos con la idea de recibir el polo del otoño que es mucho. En este caso, al no jugarse, el pasto no se rompe y entra mejor al invierno, pero esta situación es un garrón para todos. Hubo inversión de plata y trabajo para preparar las canchas y que no puedan usarse es una lástima. 

¿Esta cuarentena abre un nueva forma de cuidados o precauciones a tener? O quizás nuevos métodos como plan al salir de la cuarentena?

Esta cuarentena nos abrió la posibilidad de buscar nuevas formas de comunicación para mantener las reuniones técnicas internas y con los clientes, con el uso de aplicaciones para reuniones a la distancia. Nos permitió tener más tiempo para estudiar nuevos temas técnicos y formarnos a la distancia con cursos on-line.

Estamos aprovechando esta cuarentena en esta época del año, donde el pasto de las canchas locales empieza a disminuir el crecimiento, para profundizar en el conocimiento de nuevas tecnologías, en mejorar la base de datos de la información recopilada. Hay mucho trabajo de computadora que muchas veces, por estar trabajando en el campo, no tenemos tiempo para sentarnos y poder terminar ciertos temas, avanzar con otros, profundizar y mejorar lo que ya tenemos.  De esta cuarentena vamos a salir con más conocimientos y habiendo probado con éxito nuevas formas de comunicación digital.  

¿Una vez que recuperemos la libertar y salgan a jugar todos los días en esta época, habrá que tener ciertos recaudos con las canchas?

No creo que podamos salir a jugar hasta la temporada de primavera. Pero si imaginamos que mañana levantan la cuarentena y se puede jugar algo de la temporada, tampoco será un problema, porque como te comenté, las canchas estaban ya preparadas para recibir la temporada antes de cancelarse.

¿Participan los jugadores en el manejo de una cancha?

La opinión de los jugadores es fundamental para un asesor. Es el jugador el que da el veredicto final y determina si el manejo que estamos llevando a cabo es el correcto o no. Son los jugadores lo que nos ayudaron a llegar hasta acá.

También la opinión de los cancheros que están arriba del tractor es súper importante. Ellos son los únicos que recorren el 100% de la cancha. Ellos la sienten todos los días, son como el petisero con el caballo, pero de las canchas. Son lo que te dan aviso si ven algo que les llama la atención, los que materializan nuestras indicaciones.

En lo personal, me siento muy agradecido por sus aportes tanto de los cancheros como de los jugadores.


¿Siguen trabajando con las canchas de Palermo? No, desde septiembre del 2019 no estamos trabajando en Palermo. ¿Se puede saber el motivo? No entendemos bien los motivos de nuestro alejamiento, luego de 40 años de trabajo y con excelentes resultados. Lo que si sabemos es que el manejo de una cancha para un partido del Abierto de Polo requiere de un alto nivel de detalle. Exige un nivel de precisión, de análisis de todas las variables, de mediciones diarias, de organización y control de trabajos, que no tienen otras canchas en el mundo. Si podes manejar ese detalle, las decisiones técnicas son mucho mas precisas. ¿En AAP Pilar están trabajando? Si, con el mismo entusiasmo y compromiso de siempre, y excelentes resultados, reconocidos por los jugadores, en un contexto de mucho más polo en las canchas de AAP Pilar en las últimas temporadas. 


Más allá de esta pandemia, ¿cómo ves el futuro del manejo de las canchas?

Nosotros siempre buscamos mejorar la que hay. También la exigencia que los polistas tenían en el comportamiento de unas canchas de polo hace 20 años atrás no son las mismas que las que hay ahora. Por ejemplo, antes las canchas de polo tardaban más tiempo en secar luego de una lluvia de lo que tardan ahora o también tardaban más en recuperar hasta que empezamos a incorporar el tifton en las canchas. Yo creo que el futuro de las canchas es lograr canchas que toleren más uso, sequen más rápido, sean más uniformes. Cuando el nivel de exigencia es alto, el nivel de detalle y precisión también lo es, por eso es que es muy importante la incorporación de tecnología para tomar decisiones más certeras, medir en números la situación real y la evolución de los trabajos. A nosotros nos ayuda mucho y por eso invertimos tanto en instrumental de medición.



¿Ustedes usan tecnología para el manejo de las canchas?

Hace ya 4 años que venimos incorporando instrumental de medición para el normal manejo de las canchas de nuestros clientes. Estos aparatos nos permiten tener un mejor control de las variables que intervienen en una cancha de polo. Esto se traduce en decisiones técnicas más ajustadas evitando caer en recetas que muchas veces impactan en un gasto innecesario y hasta por momentos perjudiciales para las canchas. Hoy tenemos muchísimos instrumentos que llevamos a las recorridas de los clubes.

Nosotros hemos hecho cientos de mediciones en todas las canchas que asesoramos. Lo más importante es que tenemos miles de datos que fuimos relacionando y armando una matriz que cuando cargas estos datos, vas viendo lo que va necesitando la cancha. Todo esto lo estamos desarrollando nosotros, los miembros del equipo BPF.

Algunos de estos instrumentos se consiguen en tiendas de manejo de canchas de golf, por eso algunos fueron modificados para adaptarlos al polo.

Con todo el instrumental, estamos también queriendo armar un protocolo de certificación para la construcción de canchas en todo el mundo. El año pasado se hicieron muchísimas mediciones en 3 tipos de cancha (alto, mediano y bajo hándicap) para entender las diferencias y poder establecer un protocolo de certificación de cada una. 

¿Podes adelantar alguna novedad tecnológica?

Tenemos probadas muchas cosas en Estados Unitos, que por ahora no trajimos a la Argentina. Hay mucho que no quiero adelantar porque todavía no está probado y otro que está en análisis. Pero ya estamos trabajando con mapeadores, con sensores remotos y seguimos mejorando el uso de lo que ya tenemos.


------------------------------------------------

Acerca de Battro Polo Fields

¿Cómo podés definirnos a Battro PF?  Somos un equipo de profesionales que compartimos un mismo objetivo: desarrollarnos como personas y profesionales en un espacio de generosidad, confianza, ética y sentido de pertenencia.

¿Trabajan también en otros deportes? 

Si, así es. Asesoramos todos los deportes sobre césped natural. Hemos trabajado en los clubes de fútbol más importantes: Boca, River, Racing, Santos y los estados Morumbí y Mineirao, por ejemplo; y torneos de futbol amateur, en importantes clubes de rugby, en los hipódromos más prestigiosos de Sudamérica como San Isidro, Palermo, Chile, San Pablo. Para esto formamos una división dentro del equipo que se llama Battro Sport Fields, con sede en Buenos Aires, Brasil y Uruguay y que maneja todos estos deportes.



¿Una cualidad del equipo que los caracterice?

Me parece que hay una combinación de cualidades importante que nos caracteriza, que te menciono:

· Experiencia de muchos años recorriendo el mundo, haciendo canchas de polo en ambientes muy distintos.

· Priorizar siempre la seguridad del juego.

· Reconocer nuestros errores y mejorarlos.

· Tener una relación cercana con los jugadores.

· Buscar siempre ser vanguardia en el manejo de las canchas.

· No tomar la forma de manejo como la única verdad

La historia de Battro Polo Fields, por su fundador, Alejandro Battro.

“Todo empezó en 1980, cuando Marcos Uranga, en esa época Capitán de Polo del Jockey Club, me pidió que me ocupe de esas canchas de polo. Al año siguiente, el mismo Marcos, en su carácter de presidente de la AAP, me incorporo al mantenimiento técnico de las canchas de Palermo y Pilar. A partir de ese momento, muchos clubes y privados, me pidieron asesoramiento.  Poco a poco se fueron sumando casi la totalidad de los clubes de los alrededores de Buenos Aires y en el interior del país. Todo fue un aprendizaje, y mis mayores profesores fueron los errores y el análisis de estos, como así también la invalorable opinión de los polistas y clubes siempre con muy buena onda y con ánimos de ayudarme, sin eso no hubiera podido continuar. En esa época no existía prácticamente ninguna de las maquinarias que Fuimos diseñando e incorporando año a año, y que actualmente se utilizan como rutina. Tampoco existía poner arena en las canchas y después de mucha observación del deporte me di cuenta que era clave lograr un suelo arenoso. Al ser el único asesor de canchas de polo, no contaba con ningún tipo de información de manejo y tenía que valerme del sentido común, de conocer la interacción del caballo con el suelo de la cancha y apoyarme en la opinión de los jugadores.

Cada año esta actividad me iba apasionando más. En 1992, decidí hacer mi primer viaje al exterior, para tratar de intervenir técnicamente en otros países. Mi primer club en el exterior fueron las Canchas del Río, en Sotogrande. A partir de ahí empezaron a aparecer más y más canchas para asesorar, pero no solo en Europa sino también por Asia, América Central, Estados Unidos.

El resultado fue una gran respuesta que sigue en aumento, y nos está dando una gran experiencia. Hemos construido canchas en el desierto, en pantanos, sobre rocas, en lugares de meses de nieve, en zonas sin lluvias y en otras con miles de milímetros por año, en montañas, en playas. En fin, en todas las situaciones inimaginables. Esto nos dio una gran capacidad de adaptarnos inmediatamente a cada situación, y nos entusiasma y divierte.

Nunca imaginé llegar hoy y ver todo lo que se logró. Sin darme cuenta se fue desarrollando una forma de manejo de las canchas, que hoy usan como base en todas las canchas de polo.

Hoy, con el actual grupo de Trabajo de BPF fuimos mejorando, incorporando tecnología, creciendo. Estoy feliz de poder trabajar con este equipo excelente en calidad humana y capacidad técnica. Siempre buscando mejorar."


Miembros del Equipo

Alejandro M. Battro: Fundador y Director

Ignacio Martinez Sarrasague: Asesor agrónomo

Daniel Tapia: Asesor agrónomo residente en Brasil Alejandro Battro: Investigación, Marketing y Asesoramiento Técnico. Asesor agrónomo

Gonzalo Ray: Asesor agrónomo

Marcos Paillot: Asesor agrónomo

Matías Battro: Asesor agrónomo residente en Uruguay



Más info:


Fotos provistas por Alejandro Battro (h)

Foto Alejandro M Battro (PoloLine)

bannerKronoPolo280.jpg
Imperial-Polo260x160.gif
260x160.png
BannerBodegaOceanicaJoseIgnacio280.jpg
BANNER_280x200-01.jpg
CAVALIER NUEVO 260 rgb.jpg

Una presentación de: 

© 2019 Prensa Polo